viernes, 16 de septiembre de 2016

Descubrimientos: una botella de cola de lo más original que causará sensación en las fiestas infantiles.

Hola a todos, mis queridos amigos y lectores.

Esta noche pasada la he pasado en vela realizando un proyecto de traducción que debía de estar listo para hoy por la mañana...ha sido lo que yo llamo una verdadera noche de fiesta loca: yo, mi ordenador con trescientas pestañas abiertas (google, diccionarios, wikipedia, el programa de traducción asistida y otras interesantes gaitas),auriculares con música entretenida pero no invasiva, café y la gata durmiendo a para suelta a mi lado.Oh, yeah. 
Claro que, dicho así, puede parecer que mi trabajo me resulta un fastidio, cuando la verdad es que no es cierto: traducir es, ante todo, un reto: un reto que te obliga a explorar; a saber de cosas que ni sabes ni, a menudo, investigarías por tu cuenta; a encontrar la forma adecuada de transmitir el mensaje de una lengua a otra...

Me gustan los retos. Y heme aquí hoy, poniéndome otro reto delante: el de gustaros a vosotros, mis queridos lectores...el de inspiraros con las cosas que os muestro, con los "descubrimientos" que hago, con los tutoriales que me saco de la manga y, en fin, de conseguir un público que se alegre de recibir mis cartas de vez en cuando.

En fin, dejo mis periplos mentales (es lo que tiene no dormir...una se va por las ramas sin pretenderlo) y os muestro mi segundo "descubrimiento" de la lista, como ya prometí en mi último post.

Se trata de una idea genial para una fiesta infantil (aunque yo la usaría incluso para una fiesta de adultos...¡seguro que gusta! ;))

La idea es del estupendo blog Gathering Beauty, en inglés, y fue publicada en Pinterest, que es donde la enconté....

Se trata de ESTO:




Genial, ¿verdad??

Lo siguiente que os mostraré es la forma como la autora del blog lo realiza, paso a paso y con fotos, pero en primer lugar, veamos qué vamos a necesitar y qué cosas nos aconsejan para que nos salga bien, a ser posible, a la primera ;)


Necesitaremos:

-Una botella de Coca-cola (u otra cola o refresco, si la forma de la botella nos gusta). Limpia y seca...¡eso es imprescindible!

- 400gr de chocolate para fundir (el chocolate en tableta para pastelería, que tiene más consistencia. En ningún caso lo probéis con chocolate en polvo, pues no se solidificaría).

- Recipiente para fundir el chocolate al baño maría.

-Una manga pastelera, o, en su defecto, una bolsa de plástico pequeña bien limpia, a la que haremos un agujerito en una esquina.

-Lacasitos, M&M's o cualquier otros caramelos de colorines (yo apostaría porque fueran de chocolate, pero la elección es vuestra).

-Un cutter (se ve más abajo, en la foto)

-Nevera.

El proceso,visualmente, es el siguiente:



¿Qué cosas habrá que tener en cuenta para que nos salga bien?

La autora nos aconseja lo siguente:

1)Empezaremos fundiendo 200 gramos al baño maría, que después introduciremos dentro de la botella con ayuda de la manga pastelera o de nuestra bolsita con una esquinita cortada. 

2) Con calma, iremos haciendo rotar o girar la botella para que el chocolate se vaya adhiriendo a las paredes y se vaya secando.

3)Una vez veamos que se ha secado lo suficiente como para que el chocolate no se escurra hacia el fondo de la botella por sí solo, fundiremos los otros 200 gramos de chocolate al baño maría y repetiremos la operación. Esto es un paso importante, pues todos los intentos de señora Emma (de cuyo blog he copiado esta idea) de realizar la botella rellenándola de golpe con los 400 gramos de chocolate ha acabado mal. Aprendamos de la experiencia ajena...

4)Este cuarto paso me lo invento yo, pero no creo que haga ningún daño: tras haberse enfriado el chocolate, yo lo metería en la nevera por una horita...suficiente para que se endurezca, pero no tanto para que se vuelva una piedra y se nos haga pedacitos en el siguiente paso.

5)Este es el momento más delicado de la operación: quitamos con cuidado la etiqueta, que guardaremos junto con el tapón para más tarde, y, con muuucha calma, intentamos cortar el plástico de la botella. Existe incluso un vídeo tutorial que, a pesar de estar en inglés, resultará muy gráfico y útil si nos planteamos seriamente hacer esta estupenda botella-sorpresa (lo encontraréis haciendo click aquí ).

6)¿Logrado? Genial. Ahora rellena la botella con los caramelos que hayas elegido.

7)Añádele la etiqueta y el tapón.

¡Tacháaaan!! A ya puedes disfrutar de la fiesta... y no olvidéis hacer fotos ante de empezar, porque, si a vuestros niños les gusta tanto el chocolate como los de mi familia, será visto y no visto...

Buen día y felices inspiraciones a todos ;)

















No hay comentarios:

Publicar un comentario