viernes, 22 de abril de 2016

Broche para ocasiones especiales

Este post está dedicado a una de mis últimas creaciones (mis disculpas a mis lectores de facilísimo...esta vez no hay tutorial). 
Se trata del broche que yo considero la joya de la corona de mis creaciones, y si bien la gama de cristal de colores se me ha ido un poco de las manos en esta ocasión, creo que el resultado final sigue siendo digno de ver.  


Lo que veis es: un broche de cristalitos swarowski de forma hexagonal (un modelo que ya hace días que realizo), cosido sobre piel sintética reciclada de los puños de un chaquetón, decorado con una pluma de pavo real (ésta ya es de verdad, pero el pájaro no sufrió en absoluto...de hecho ya estaba en el suelo cuando se recogió)y dos trozos de puntilla que tenía por ahí para rematar. 
Jugando con otros colores esta pieza puede ser espectacular, pero, ya dicen los rusos, que el primer pankake siempre sale quemado... (seguro que en castellano tenemos algún dicho popular equivalente, pero no soy capaz de recordarlo).

La misma idea puede realizarse empleando un broche ya comprado, que tengamos triste y abandonado en algún cajón. En caso de no tener disponible piel sintética (no hablo ya de piel de verdad para no despertar las iras de los ecologistas... aunque si fuera piel de conejo real no creo que le hiciera daño a nadie) podemos emplear cintas de raso anchas,puntillas, etc. La idea es darle un aire lujoso y romántico al mismo tiempo. ¡Ah! Y no os olvidéis de la pluma. Parece que no, pero da lo suyo...

¡Felices inspiraciones a todos!







No hay comentarios:

Publicar un comentario