lunes, 4 de enero de 2016

¿A la ópera, o de paseo a la orilla del agua?

A día 4 de enero, mientras mi familia en España goza de unos 20 grados de bonanza, en ésta ciudad mía, perdida en el corazón los países bálticos, la nieve se acumula en el exterior de los ventanales. Los copos que van cayendo son tan diminutos que podrían confundirse con polvo echado al viento, pero van formando, sin que uno se de cuenta, una espesa capa blanca y mullida sobre las aceras y edificios. El invierno, por fin, visita Lituania.

En tal día como éste me he dejado llevar por el instinto y he echado mano de uno de esos maravillosos tutoriales que circulan por la red para fabricar mi nueva inspiración. Conservando el principio que estos amables señores emplean para elaborar un lujoso brazalete,mi primer intento han sido dos sencillos pero, atrevo a decir, vistosos colgantes...

¿Qué os parece pues? ¿Vamos a la ópera?




¿O, tal vez, aprovechando el buen tiempo, nos damos un paseíto junto al mar?



En mi caso, no creo que nadie se extrañe si digo que,mejor, me quedo con la opción número uno...


Por cierto,para todos los manitas que quieran probar suerte, el tutorial lo podréis encontrar AQUÍ.

¡Buen día a todos!




No hay comentarios:

Publicar un comentario